El aceite de Krill es el complemento alimenticio que más se recomienda actualmente para mejorar la calidad de vida por los muchos beneficios que proporciona.

El Krill es un pequeño crustáceo similar al camarón, que habita en las aguas de la Antártida. Se ha demostrado que el aceite de krill es la mejor fuente de ácidos grasos omega-3, además contiene una elevada proporción de fosfolípidos y de antioxidantes.

Propiedades y beneficios para la salud del aceite de krill

El aceite de krill aporta numerosos beneficios para la salud debido a los nutrientes que contiene:

Ácidos grasos Omega-3 (EPA y DHA)

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados, es decir, debemos de incluirlos a través de la alimentación, ya que nuestro organismo no es capaz de sintetízalos por sí mismo. El krill tiene una elevada proporción de ácidos grasos omega-3, los principales son el EPA y El DHA.

El EPA
  • Ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos en sangre y a reducir la inflamación articular.
  • Es necesario para mejorar la circulación sanguínea y para regular los niveles de colesterol.
  • Mejora el funcionamiento del cerebro y disminuye la probabilidad de sufrir de hipertensión o taquicardias.
  • Participa en la producción de prostaglandinas, son unas sustancias lipídicas que regulan la coagulación de la sangre.
  • Favorece el desarrollo de las células inmunitarias como los linfocitos o macrófagos, reforzando la acción de nuestro sistema inmunológico.
El DHA
  • Es el componente clave para aumenta la memoria y la concentración.
  • Forma parte de hasta un 50% del tejido nerviosos del cerebro, mejorando el funcionamiento cerebral.
  • Las mujeres embarazadas deben asegurar la ingesta adecuada de DHA, ya que ayuda al crecimiento y a la formación de neuronas del feto.
  • Reduce la probabilidad de padecer de enfermedades cardiovasculares, ya que facilita la circulación sanguínea disminuyendo los niveles de colesterol LDL, VLDL y triglicéridos.
  • Participa en la regeneración y en el mantenimiento de los tejidos visuales, principalmente en la retina.
  • Ayuda a disminuir los síntomas de enfermedades inflamatorias como el asma y la artritis reumatoide.
Ácidos grasos omega-6
  • Colaboran en la prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que reducen la formación de coágulos en las arterias, protegen frente a los ataques cardiacos, derrames cerebrales y angina de pecho.
  • Disminuyen los niveles de colesterol y triglicéridos, al mejorar la circulación sanguínea.
  • Favorecen el mantenimiento de niveles estables de insulina facilitando el tratamiento de la diabetes.
  • Previenen la caída del cabello al aumentar la circulación del folículo piloso.
Astaxantina
  • La Astaxantina es un carotenoide producido por el plancton y algas, que son ingeridos por el krill.
  • Es un pigmento que proporciona el color rojizo característico del aceite de krill.  
  • La Astaxantina, es un potente antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres, evitando que los ácidos grasos omega-3 se oxiden antes de integrarse en el tejido celular.
  • Los principales efectos antioxidantes del aceite de krill son debido a este carotenoide.
  • Protege la piel de los rayos ultravioleta y del envejecimiento.
  • Mejora la función de las neuronas ya que ralentiza el deterioro cognitivo.  
  • Aumenta el efecto de la vitamina E y de la vitamina C.
  • La Astaxantina puede cruzar la barrera hematoencefálica proporcionando una importante protección antiinflamatoria en los ojos y en la retina debido a una gran variedad de enfermedades relacionadas con los ojos como la degeneración macular, cataratas.
Fosfolípidos
  • Los fosfolípidos forman parte de la estructura de la membrana celular e intervienen en numerosos procesos enzimáticos.
  • Favorecen la absorción de los ácidos grasos omega-3, evitando que se produzca regusto a pescado

Ventajas del aceite de krill frente los ácidos grasos omega-3 del pescado azul

1. Importante función estructural

Los ácidos grasos omega-3 del aceite de krill se unen a fosfolípidos, a diferencia de lo que ocurre en los aceites de pescado que se unen a triglicéridos. Estos fosfolípidos unidos a los ácidos grasos pasan a formar parte de la estructura de las membranas celulares. Sin embargo, los triglicéridos se almacenan en las células adiposas como reserva de grasa ya que tienen una función energética.

2. Mejor solubilidad

El aceite de krill se disuelve fácilmente en los jugos gástricos, ya que los fosfolípidos que contiene son hidrosolubles, y por ello, no produce regusto a pescado. Sin embargo, los triglicéridos de los aceites de pescado son insolubles en agua.

3. Mayor poder antioxidante

La Astaxanina del krill, le proporciona unos niveles de antioxidantes muy elevados. Su capacidad antioxidante es 65 veces superior a la de la vitamina C, 54 veces a la de la vitamina A y 14 veces a la de la vitamina E.

4. Menor probabilidad de oxidación

La presencia de Astaxantina asegura una mejor estabilidad del aceite, ya que ralentiza la oxidación de los ácidos grasos omega-3.

5. Libre de contaminantes

El krill al ser un crustáceo muy pequeño no acumula toxinas ni metales como ocurre en el caso de los pescados azules de mayor tamaño. Además, el krill habita en el Océano Antártico, que se caracteriza por tener aguas más limpias, libres de contaminantes.

Por todas sus propiedades, se puede concluir que el aceite de krill tiene una eficacia superior frente al omega-3 del pescado azul en una menor cantidad.

Dosis recomendada

La dosis diaria aconsejada de EPA y DHA es de 250 a 500 mg para adultos sanos.

La Asociación Americana del Corazón recomienda que las personas que padecen de alguna enfermedad cardiovasculares consuman 1000mg de EPA y DHA diariamente. Las personas con elevados niveles de triglicéridos podrían llegar a necesitar 2000 a 3000 mg diarios.

¿Quién debería tomarlo?

Su consumo se recomienda principalmente a:

    • Personas que presenten algún proceso inflamatorio en las articulaciones.
    • Mujeres embarazadas para facilitar el crecimiento del bebe.
    • Personas que tengan el colesterol malo alto (LDL) y los triglicéridos.
    • Deportistas que realicen una actividad deportiva intensa, para prevenir lesiones y dolores articulares.
    • Personas que noten pérdida o requieran una mejora de la memoria y concentración.

capsulas krill

¿Por qué es necesario incluir el aceite de krill en la alimentación diaria?

En muchas ocasiones, por el tipo de alimentación que realizamos y el ritmo de vida que llevamos no conseguimos cubrir los requerimientos mínimos de nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita. Para proporcionar al organismo la cantidad adecuada de ácidos grasos omega-3, es muy recomendable incluir en la alimentación diaria un complemento alimenticio adaptado a nuestras necesidades.

En el momento de elegir un complemento alimenticio te recomendamos que escojas el omega -3 del aceite de krill de la especie Euphausia Superba®, que se le haya otorgado el certificado de calidad alimentaria, código NUT (en Europa) y que su producción sea sostenible: sello EcoHarv antarticoesting®.

*Artículo patrocinado por PrimeNature

Share.

Leave A Reply