El embarazo es una etapa muy importante en la vida de la mujer. En ese periodo su organismo consume mayor cantidad de lo habitual de vitaminas y minerales que son las que ayudan al organismo a aprovechar la energía que proporcionan los alimentos y contribuyen a reparar y a mantener las células y los tejidos.

Se aconseja a las embarazadas una dieta equilibrada que garantice para ellas y sus bebés los nutrientes importantes y básicos para su salud; cuando ello no sea posible es conveniente tomar suplementos de vitaminas y minerales prenatales especialmente recomendados en la gestación.

Los suplementos prenatales están aconsejados sobre todo para las vegetarianas, las intolerantes a la lactosa, las fumadoras, quienes sufran algún trastorno sanguíneo y las que tengan embarazos múltiples.  Suelen aportar el 100 por 100 de la cantidad diaria recomendada de todas las vitaminas prenatales esenciales y también la mayoría de los minerales.

En este artículo de Naturitas presentamos las vitaminas y minerales esenciales para ti y para tu futuro hijo antes y durante el embarazo.

Vitaminas y minerales prenatales

Ácido fólico o vitamina B9

El ácido fólico es esencial para reducir riesgos de lesiones y malformaciones óseas en el bebé como, por ejemplo, la espina bífida El bebé que nace con espina bífida no ha desarrollado por completo su espina dorsal. Este defecto en la médula espinal provoca daños en los nervios del tubo neural en la médula. Las consecuencias negativas son importantes y pueden generar determinadas parálisis y/o retrasos. Estos defectos de tubo neural se desarrollan en los 28 primeros días de gestación.

El Servicio de Salud Pública de EEUU recomienda que todas las mujeres en edad de concebir tomen 400 microgramos de ácido fólico al día durante las primeras 12 semanas del embarazo, aunque se aconseja empezar 4 semanas antes de quedarse embarazada.

El folato se encuentra en verduras de hoja verde, legumbres, espárragos y aguacates. También en algunos panes y cereales que tomamos en el desayuno. La dosis necesaria se puede conseguir con la ayuda de suplementos de ácido fólico.

Vitamina D

La vitamina D es un elemento clave en la mineralización de los huesos; además permite absorber mejor el calcio.

Durante el embarazo es aconsejable aumentar la dosis de vitamina D.

La vitamina D se encuentra en pescados ricos en ácidos grasos, en la leche y en los rayos del sol sobre la piel.

Su deficiencia se puede paliar con suplemento vitamínico.

Hierro

El hierro es un nutriente esencial en el proceso de elaboración de hemoglobina en la sangre, la sustancia que proporciona oxígeno al feto y a la madre. Durante el embarazo debe asegurarse que las células de ambos organismos reciban correctamente oxígeno.

En este periodo la futura mamá proporciona al feto su alimentación  y debe cuidar que ambos obtengan la cantidad suficiente de hierro para garantizar su correcto desarrollo y evitar que su falta provoque anemia con el consiguiente cansancio.

El hierro ayuda en el desarrollo de los músculos en la madre y el bebé y reduce el riesgo de nacimiento prematuro.

El hierro se encuentra en la carne roja, legumbres, pescado, huevo, soja y en algunas hortalizas como espinacas y tomate.

Calcio

El calcio contribuye a fortalecer los huesos y dientes. Ayuda a mantener sanos los sistemas nervioso, sanguíneo y muscular.

Durante el embarazo el feto, que debe acumular unos 30 gramos de calcio para poder constituir el esqueleto, absorbe de la madre  los minerales que necesita para su crecimiento; si ésta  no cuida una ingesta de calcio superior a la habitual perderá paulatinamente la densidad de sus huesos a medida que el feto use los minerales para el crecimiento de su esqueleto. La pérdida de densidad ósea de la madre podría comportarle en el futuro problemas de osteoporosis con el consiguiente riesgo de fracturas óseas.

Contienen calcio las verduras, la leche y sus derivados; los derivados sólidos acumulan mayor proporción de calcio.

Para las personas intolerantes a la lactosa los suplementos de calcio son una buena opción.

Magnesio

Durante el embarazo es normal que descienda la cantidad de magnesio en la madre, causando calambres en los músculos.

Encontramos magnesio en los frutos secos, cereales, soja, marisco, legumbres, espinacas y zanahoria. Sin embargo los fertilizantes que actualmente se utilizan provocan que verduras y hortalizas aporten menor cantidad de magnesio. Se asegura el suficiente aporte de magnesio mediante suplementos de vitaminas y minerales prenatales.

Yodo

El yodo es necesario para la formación del cerebro y otros órganos del bebé. Su ausencia durante la gestación puede provocar futuros problemas intelectuales, más o menos importantes, además de bebés con un poco peso al nacer. Los problemas ocasionados por falta de yodo se pueden prevenir.

Aportan yodo al organismo el marisco y las ostras, la leche y sus derivados y la sal yodada. Sin embargo, es difícil alcanzar la cantidad recomendada en el embarazo, siendo recomendables los suplementos de yodo.

Vitamina C

La vitamina C es un extraordinario antioxidante, previene las infecciones y ayuda a fijar el hierro en nuestro organismo.

La vitamina C se encuentra en los cítricos, fresas, tomates, pimientos, coles de Bruselas y otros vegetales.

Esta vitamina se pierde fácilmente por la orina. Para evitar su pérdida rápida, los complementos de vitaminas y minerales prenatales proporcionan un aporte de vitamina C de forma más retardada y repartida durante el día.

Omega 3

Varios estudios han demostrado que el ácido graso omega 3 es clave para el desarrollo del cerebro y de la retina del bebé.

Mejora la salud cardíaca, reduce la hipertensión y previene la depresión.

El omega 3 se encuentra en el pescado azul, salmón, nueces y en vegetales de hoja verde oscuro.

También se ingiere a través de diversos suplementos de ácidos esenciales omega 3.

Cuidado con la Vitamina A durante el embarazo

En la gestación debe cuidarse la ingesta de vitamina A cuyo consumo en exceso no es recomendable para el feto.

En Naturitas tenemos varios productos que contienen todos estas vitaminas y minerales prenatales, como son el ácido fólico, hierro, calcio, magnesio, yodo y las vitaminas C y D, además de omega 3. Ejemplos de suplementos vitamínicos prenatales son el StrongStart de Lamberts o el Baby-me-now de Solaray, también conocido como Pre-Natal Multi.

Share.

About Author

Equipo de redacción Naturitas

3 comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: 3 ejercicios para el embarazo - Naturitas

Leave A Reply