La investigación de los científicos se centra desde hace años en la lucha contra el cáncer. Una de las armas más importantes que tenemos es la prevención, y en este sentido la vitamina B17 ha sido uno de los grandes activos durante más de 50 años.

El interés por esta vitamina nace de una región de Pakistán llamada El Valle del Hunza. Una zona aislada de la civilización moderna. Los investigadores vieron que prácticamente no había ninguna evidencia de cáncer entre sus habitantes.

Vitamina B17 en la alimentación

La mayor diferencia que encontraron fue en su alimentación. La principal fuente de sustento de la población eran los albaricoques. Los comían tanto inmaduros como maduros. El hallazgo más interesante fue que los consumen en grandes cantidades y principalmente semillas de albaricoque, que consideran más valioso.

Precisamente, en los granos de los frutos comunes como los albaricoques, melocotones, ciruelas y cerezas, fue descubierta la concentración más alta de Laetril (Vitamina B17). A través del método de eliminación, los científicos han llegado a la simple conclusión, de que uno de los orígenes del cáncer pueda residir en la falta de vitamina B17.

El Laetril también contiene una sustancia llamada amigdalina, que puede degradar las células cancerosas desde el interior. La amigdalina contiene cuatro componentes: dos pertenecen a la glucosa, un benzaldehído y cianuro.

En células normales hay una enzima que capta las moléculas de cianuro libres y las hace inofensivas, conectándolas con el azufre. El acoplamiento del cianuro y el azufre forma el cianato, que es una sustancia neutra. Más tarde, se transporta a través de la orina sin provocar ningún tipo de daño en las células normales.

No obstante, las células tumorales son diferentes. Contienen una enzima que no tienen otras células, la beta-glucosidasa. La amigdalina, por medio del benzaldehído y del cianuro, ataca las células que tienen esta enzima, las llamadas cancerosas.

Aunque no hay un consenso sobre los efectos de la vitamina B17 en la comunidad científica, una gran parte que se dedica a la investigación del cáncer, promueve sus grandes beneficios:

“Llevo más de 30 años estudiando e investigando el cáncer. En la vitamina B17 no se ha visto toxicidad y es inofensiva para la salud. A lo contrario, durante la investigación a largo plazo, hemos demostrado efectos anticancerígenos de esta sustancia. Considero que la vitamina B17 es la sustancia más eficaz de control del cáncer que he conocido durante mi carrera profesional, “dijo sobre la vitamina B17, el Dr. Dean Burk, director durante muchos años del NCI (Instituto Nacional del Cáncer, EE.UU.).

Share.

About Author

Equipo de redacción Naturitas

Leave A Reply