Muchas mujeres embarazadas a partir del 7º mes de embarazo, notan que la barriga no es lo único que se le está hinchando. La inflamación parece extenderse también a las extremidades, en concreto manos, pies y tobillos. Es un proceso normal de retención de líquidos necesaria en el embarazo. El aumento del tamaño del útero provoca una dificultad para que la sangre circule por las venas de las piernas, además de un aumento de la presión en el interior de las venas de las piernas, ya que el cuerpo tiene que transportar un 20% más de sangre y esto, puede generar la aparición de varices, arañas vasculares o incluso hemorroides. 

Así que, si notas que a lo largo del día, te aprieta el reloj, los zapatos y cada vez te es más difícil sacarte los anillos, ¡no te asustes! seguro que por las mañana te vuelves a encontrar mejor. 

15 consejos para mejorar la retención de líquidos durante el embarazo

  1. Evita permanecer mucho tiempo de pie o sentada. Cuando estés en casa, pon las piernas en alto y si puedes 10- 15 minutos al día apóyalas en alto totalmente en la pared (como si formaras una L).  
  2. Camina y nada. Lo ideal es poder pasear a paso ligero unos 5 minutos para poder activar la circulación; poder movilizar los líquidos acumulados. Si además puedes caminar en la playa, en orilla del mar mejor, así las olas te irán haciendo un masaje extra.  
  3. Descansa sobre un costado, para favorecer el drenaje renal y eliminación de toxinas 
  4. Elige un calzado cómodo, ahora es un momento de comodidad total.
  5. Evita el calor excesivo. 
  6. Exfolia tus piernas con un cepillo de cerdas naturales o guante de crin en seco antes de la ducha, acabando con un masaje circular con agua fría por las piernas comenzando por los tobillos. 
  7. Bebe mucha agua, batidos o zumos verdes. Parece una contradicción, pero ayuda a eliminar líquidos. 
  8. Usa sal en las comidas con moderación 
  9. Sigue una dieta rica en alimentos naturales (no procesados), rica en fibra, verduras y frutas. Ideales las frutas rojas, bayas (arándanos), fresas, cítricos, frutos secos, cereales integrales. 
  10. Vigila tu peso. 
  11. Toma un suplemento multivitamínico específico para el embarazo, que te asegure todos los nutrientes.
  12. Durante el embarazo y lactancia no se deben tomar complementos específicos para drenar, ni infusiones, ni aceites esenciales vía oral.
  13. Aconsejo el uso Circularom de Pranarom. Es un gel para las piernas solo a partir de sexto mes de embarazo, formulado con aceites esenciales 100% puros, naturales y enriquecido con aceite vegetal de calófilo, alivia las piernas pesadas y cansadas, mejora la circulación y da una sensación agradable de frescor. 
  14. Muy importante: si tu hinchazón te parece muy acusada, pregunta a tu ginecólogo o matrona. Una hinchazón exagerada puede ser un signo de pre-clampsia. Si además, está acompañada de aumento de peso excesivo repentino e inexplicable, presión arterial elevada y presencia de proteínas en la orina.
  15. Si aparecen a la vez, dolores de cabeza o molestias en la visión, se debe acudir con carácter urgente a un centro hospitalario. 
Share.

About Author

Naturópata, experta en Nutrición y Dietética para la Obesidad y Alimentación Natural, Medicina Ayurvédica, terapéuta Floral de Bach, Asesora de Lactancia y Doula. Co-creadora del detox cuerpo – mente CLEAN UP.

Leave A Reply