El cabello seco aparece cada vez con más frecuencia como consecuencia del uso de tintes, permanentes, moldeados, secador, plancha o una mala alimentación. En ocasiones puede ser una sequedad de tipo estacional, a causa de la exposición a los rayos del sol.

Este problema capilar es la consecuencia de un mal funcionamiento de las glándulas sebáceas, al realizar sus funciones de manera desequilibrada, en menor cantidad, obteniendo una mala lubricación de la fibra capilar.

Cómo reconocer un pelo seco y dañado

Se reconoce el cabello seco o daño por tener un tacto áspero, frágil, sin brillo y con las puntas abiertas. Se recomienda el uso frecuente de mascarillas y productos nutritivos e hidratantes, ya sean de farmacia, supermercado o caseros.

Para devolver el brillo es conveniente tomar vitaminas A y E, dejar secar el pelo al natural, lavar con un champú suave una vez a la semana y utilizar bálsamos y aceites en las puntas.

Remedios caseros para el pelo seco

Lo principal es evitar todo aquello que vaya a dañar el cabello. Tener una alimentación sana, evitar las comidas grasas, con azúcares e hidratos de carbonos es fundamental. La mala práctica de tratamientos capilares, permanentes o tintes con amoniaco pueden estropearlo gravemente dejando secuelas permanentes.

El mejor remedio natural para el pelo seco se encuentra prácticamente en todas las cocinas españolas, se trata del aceite de oliva, que actúa como bálsamo natural ante la sequedad del cabello. Por sus propiedades hidratantes y antioxidantes es fantástico para recuperar el brillo natural y la salud capilar. Estimular el cuero cabelludo con aceite de oliva para una correcta aplicación.

El huevo, utilizar a modo de champú para la limpieza del pelo y aporte de brillo. Para ello, batir un huevo en agua tibia o templada y aplicar hasta hacer espuma en el cabello. Enjuagar con abundante agua.

Aguacate, aplicar como si de una mascarilla se tratase. Gracias a la vitamina E el aguacate posee poderosas cualidades reparadoras e hidratantes. Machacar el aguacate hasta convertirlo en una pasta o puré y masajear el cabello, dejar actuar durante 20 minutos, a continuación enjuagar y lavar.

La miel, es un potente antibacteriano, puede ayudar a disminuir las bacterias que bloquean los folículos, contribuyendo a la sequedad. Actúa como hidratante natural. Calentar la miel en un cazo apenas unos segundos y extender por toda la zona del pelo seco y dañado, cubrir con un papel y enjuagar pasado 20 minutos. El pelo quedará hidratado al momento.

Sanear las puntas ayuda al crecimiento y fortaleza del pelo. No esperar a que el pelo se rompa por la sequedad, mejor cortar y tratar con mascarillas o productos caseros naturales como los ya mencionados.

Consejos para cuidar el cabello seco

Antes de aplicar cualquier producto en el cabello observar en la etiqueta el tipo de alcohol que lleva. Existen dos tipos de alcoholes. Los NO dañinos como: el alcohol cetearílico, cetílico y estearílico, y los que resecan el cabello: el alcohol isopropílico, el propanol, el propílico y el alcohol SD 40.

Al acondicionador habitual, con el fin de aumentar las propiedades hidratantes, se le puede agregar un chorro de aceite de coco, jojoba o argán. Antes de su uso asegurarse de que no se ha hecho un mal juicio sobre el tipo de pelo, ya que en caso de no ser seco, realizar cualquiera de las prácticas mencionadas provocará grasa y apelmazamiento.

El champú debe contener un bajo nivel de PH. Los productos con fragancias, por norma general no suelen ser una buena idea para cabellos ni pieles secas. Se distinguen por sus fuertes olores, vainilla, fresa, mora, etc.

Share.

About Author

Redactor invitado

  • Mariana Angel Suarez

    El aceite de oliva y el aloe vera son geniales, yo los tengo siempre en mi cocina. Nunca me faltan jejeje Gracias por compartir!