¿Sabes las propiedades del diente de león? ¡Pues infórmate en este artículo y descubre los beneficios de esta planta medicinal!

¿Quién no ha soplado nunca un diente león? 

Esta planta no solo es bonita, también es considerada como planta sanadora y preventiva de enfermedades desde hace siglos.

La próxima vez que veas un diente de león en lugar de pedir un deseo, guárdala para hacer un té desintoxicante (té detox).

Diferentes nombres

El diente de león (llamado así por la forma dentada de sus hojas) también es conocido como achicoria amarga, amargón, taraxacón, pelosilla o lechuguilla.

Su nombre científico es taraxacum officinale. El término ‘taraxacum’ deriva de los vocablos griegos taraxos (desorden) y akos (remedio).

Tipo de planta

El Diente de León es una planta de la familia de las asteráceas.

Origen e historia del Diente de León

Aunque es originaria de Grecia, esta planta no fue usada ni por griegos ni por romanos antiguos, ya que sus virtudes medicinales no se reconocieron hasta la Edad Media. Se extendió rápidamente por todo el mundo.

Muchos agricultores la consideran una mala hierba ya que aparece en medio de cualquier cultivo, aunque nada más lejos de la realidad.

El diente de león libera gas etileno que induce a la maduración de las plantas vecinas.

Además, las protege de pulgones ya que sus flores sirven de refugio a unas pequeñas moscas que se alimentan de ellos.

La planta es usada en su totalidad: con la raíz del diente de león se prepara un sustituto del café y con las flores, un vino (dandelion).

Las hojas frescas del diente de león se usan en ensaladas, mientras que la planta entera, especialmente hojas secas y raíz, sirven como tratamientos medicinales naturales.

Hábitat

Aunque su cultivo está sobre todo extendido en Alemania y Francia, es una planta que crece de forma espontánea y endémica en todas las regiones del mundo, especialmente en el hemisferio norte del planeta.

Principios activos

Entre sus componentes principales destacan los principios amargos (taraxacina, taraxacerina), triterpenos (taraxol, taraxasterol), esteroles, mucílagos, taninos e hidratos de carbono (18%).

De entre los hidratos de carbono destacar la levulosa, cuya máxima concentración se presenta en primavera, y la inulina, que se encuentra en gran cantidad en la raíz y presenta su mayor concentración en otoño.

Además, las hojas frescas contienen flavonoides, vitaminas A, C y del grupo B (especialmente B2); sales minerales, principalmente potasio y hierro, pero también calcio, magnesio, fósforo y silicio; aminoácidos como la asparagina y la glutamina, y muchas enzimas.

Las flores contienen mucha lecitina.

Propiedades del diente de león

Uso interno

Las propiedades del diente de león para su uso en el organismo son desintoxicantes. Es decir, es diurético, depurativo, digestivo, colagogo y colerético.

Uso externo

Y sus beneficios para el uso externo de esta planta medicinal son hemostáticos y cicatrizantes.

Indicaciones para el consumo del diente de león

  • El diente de león es un gran diurético (indicado para edemas y retención de líquidos), que estimula fuertemente la producción de orina.
    De ahí que su nombre vulgar en catalán (‘pixallits’) y en francés (‘pissenlit’) que significan en español ‘mea-camas’.
  • Es un tónico amargo que estimula las secreciones de los órganos digestivos. Está indicado en caso de inapetencia, hipoacidez gástrica y trastornos digestivos en general.
    Tonifica el hígado y la vesícula biliar, llegando a cuadriplicar la secreción de bilis, por lo que se recomienda para estimular el hígado perezoso y prevenir la formación de cálculos biliares.
    Es muy beneficioso para todos los trastornos del hígado, como ictericia, hepatitis o cirrosis.
  • Ayuda a combatir la diabetes, el colesterol y el ácido úrico. Indicado para el tratamiento de cálculos del riñón, órgano que se ve favorecido por sus propiedades diuréticas y depurativas.
  • Elimina las toxinas de la sangre, por lo que se recomienda como tratamiento depurativo natural de fondo en caso de reumatismo, gota, acné, psoriasis y eczema, además de para la resaca.
  • Es un gran complemento para las dietas de adelgazamiento porque, además de sus propiedades diuréticas, depurativas y laxantes, tiene muy pocas calorías.
  • Las hojas frescas de diente de león son el vegetal que contiene más hierro, y por ello están indicadas para la anemia.
    Con lo que una de las propiedades del diente de león más beneficiosas es su aportación de hierro al organismo.
  • También es el vegetal que tiene más vitamina A, en forma de betacarotenos (más que las espinacas y las zanahorias), previniendo trastornos oculares, como la degeneración macular o las cataratas.
  • Por su contenido en vitaminas del grupo B y minerales, fortalece el sistema nervioso, mejorando el ánimo, combatiendo el estrés y proporcionando energía.
    Las hojas del diente de león también ayudan a reducir las varices y hemorroides.

Formas de administración: cómo tomar el diente de león

Uso interno

Podemos tomar esta planta en forma de tintura y comprimidos, además de en ensalada (utilizando sus hojas frescas). Aunque lo más común es la infusión de diente de león.

Debido a su acción depurativa permite limpiar y eliminar toxinas acumuladas en el organismo de forma natural.

Se recomienda hacer una cura de diente de león en cada cambio de estación, especialmente en primavera, y en caso de excesos alimentarios o alcohólicos.

Para esta cura se suele usar el zumo de las hojas del diente de león. Con las raíces del diente de león, tostadas y molidas, se obtiene un excelente sucedáneo del café, pero sin los inconvenientes de éste.

Comprar diente de león online.

Uso externo

Se puede aplicar en forma de emplasto (hojas frescas machacadas) para ayudar a la cicatrización de heridas y llagas.

También es un buen remedio natural contra hematomas, en infusión para eccemas y forúnculos,. Además, el látex de la planta, aplicado directamente, ayuda a eliminar verrugas.

Precauciones

Pese a que el diente de león ayuda a disolver los cálculos biliares, no se debe tomar si existe obstrucción en el conducto biliar.

Contraindicaciones del diente de león

A causa de las propiedades del diente de león, siendo este un potente diurético natural, no lo deben tomar las personas que estén tomando medicamentos diuréticos, ya que puede provocar descompensación tensional.

Tampoco lo deben tomar personas que tomen otros medicamentos, como anticoagulantes, antiácidos, insulina o litio, ya que puede interferir en estos tratamientos con efectos adversos.

¿Sabías que…?

Su fruto, una esfera de semillas blancas y plumosas (llamado panadero), es la planta que los niños solían coger y soplar mientras sus semillas eran esparcidas por el viento.

Se la considera una planta mágica. Según la creencia popular, si pensamos un deseo mientras soplamos su fruto y todas sus semillas se dispersan en el aire, éste se cumple.

El médico italiano Pietro Andrea Mattioli ya escribió en el siglo XVI: “los magos dicen que si una persona se frota a sí misma con un diente de león será bienvenido en todas partes y obtendrá todo lo que desee”.

A estas semillas también se le asignan propiedades adivinatorias: cuando se las soplan, las que quedan pueden indicar los años de vida o el número de hijos que tendrá la persona, dependiendo de la pregunta que realicemos.

¡Esperamos que te haya gustado saber más sobre las propiedades del diente de león!

¿Quieres conocer los beneficios del jengibre?

Share.

About Author

Diplomada en naturopatía