Se han encontrado fósiles de onigiris que datan de hace más de 2000 años. El onigiri es una bola de arroz rellena, de forma triangular. Es uno de los platos japoneses más conocidos.

Durante muchas generaciones, ha sido un alimento típico de cualquier salida al campo o de picnic y de esto os quiero hablar hoy. De comida que puedes llevar en el bolso. Ya sea de picnic, en tupper para el trabajo, etc. Que la puedas transportar sin preocuparte demasiado del recipiente. Una comida elaborada con alimentos naturales (no a los procesados) que te nutra, te aporte energía y sea económico.

El onigiri cubre todas esas necesidades, porque depende de con que ingredientes lo elabores (que te gusten más o menos) pero la fórmula es perfecta.

¡Os invito a experimentar! Esta receta la haremos con quinoa y la intentaremos trabajar un poco apelmazada para hacer bolas. También puedes mezclar quinoa y arroz, o si lo prefieres, solo arroz. Lo importante es la utilidad del onigiri. Su composición nutricional es muy completa y porque lo puedes llevar en el bolso sin preocupaciones gracias a la resistencia del alga, repleta de minerales.

Ingredientes para 2 raciones (4 unidades de onigiri)

  • 100 gr de Quinoa
  • 250 ml de agua filtrada
  • 60 gr de pimiento rojo
  • 60 gr de berenjena
  • 25 gr de chirivía
  • 60 gr de cebolla
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 3-4 hojas de alga Nori

Para la salsa:

Elaboración

  1. Pela y corta en brunoise la cebolla, el pimiento, la chirivía y la berenjena con piel.
  2. Sofríe con aceite de coco las verduras, a fuego lento y con tapa. Añade un poco de sal.
  3. Cocina la quinoa con la proporción de agua recomendada (250gr.). Pon a hervir a fuego fuerte con un poco de sal, y cuando hierva, baja al mínimo (y con tapa) durante unos 15-20 minutos. Tiene que absorber todo el agua, no quedará muy suelta para poder hacer con facilidad el onigiri o bola de quinoa rellena.
  4. Si has conseguido el molde de onigiri, solo tienes que introducir una cucharada de quinoa, otra de verduras y otra de quinoa, presionas con la tapa y ya está.
  5. Si no has conseguido el molde, puedes hacer bolas rellenas con las manos mojadas o en un trozo cuadrado de film trasparente (del tamaño de una hoja de nori), después haz una bola aplastada, un circulo de 10 cm de diámetro con la quinoa cocinada, deja un margen de 10 cm hasta el borde del plástico, encima de la quinoa añade una cucharada de verduras. Coge las cuatro puntas del film transparente y únelas, haz una especie de saco y le das vueltas como si lo cerraras (le estas dando la forma de bola y con las manos ayudas a apelmazar la bola).
  6. Luego deshaz el saco y la bola de quinoa se ha formado (puedes volver a utilizar ese mismo cuadrado para otra bola). Le puedes dar la forma de triángulo y aplastarlo un poco para que al envolverlo con la hoja de nori, sea mas fácil. Inténtalo hacer con la quinoa templada. Si ves que te ha quedado suelta o está muy fría, tritúrala un poco con batidora (solo unos toques para hacer la masa moldeable).
  7. Envuelve con la hoja de nori. Corta la hoja en dos triángulos y con uno de ellos envuelve un triángulo de quinoa, con la ayuda de un pincel y gotas de agua, ve humedeciendo la hoja de nori. Lo que harás será modelar la envoltura (también puedes utilizar la hoja entera de nori).
  8. Finalmente, la salsa se prepara mezclando el aceite de sésamo y la salsa de soja.

 

Aprende un poquito más

  • El alga nori tiene un alto nivel de proteínas y contiene B12 (interesante en las dietas vegetariana y veganas). Tiene un alto contenido de vitamina A: que es beneficiosa para la piel, el cabello y la vista.
  • También ayuda a cicatrizar llagas en la boca y tiene un alto contenido en hierro asimilable (recomendable en anemias).
  • Puedes usar el alga nori como un potenciador de sabor. El sabor marino y tostado de esta alga se lo puedes añadir a un montón de recetas como: las sopas, ensaladas, guisos, horneados y pizzas, bocadillos, batidos, postres y snacks.

* Puedes prepararlo de un día para otro y comerlo frío. También lo puedes calentar a la plancha sin grasa, solo tostando un poco por cada lado.

*Receta vegana y sin gluten.

Share.

About Author

Técnico Superior en Dietética