Los aceites vegetales son una alternativa excelente a los preparados cosméticos y hay opciones para todo tipo de piel. Se pueden utilizar de manera individual, ya que cada uno nos aporta múltiples beneficios, o usarlos como base o vehículo de aceites esenciales que sumarán propiedades muy potentes.

Siempre debemos escoger los aceite vegetales extraídos por primera presión en frío, que no se hayan sometido al calor ni sean refinados para que sean más puros y eficaces. Es importante que estén en envasados en cristal opaco y los guardemos en un lugar oscuro para conservarlos mejor y que no se enrancien. Por otra parte, priorizaremos los de cultivo ecológico para evitar los tóxicos y si son aceites comestibles, mejor que mejor.

Evitaremos los aceites de origen mineral porque se obtienen de procesos de refinamiento del petróleo y nos taponan los poros asfixiando la piel. Vienen etiquetados bajo nombres como mineral oil o parafinum.

Descubre las propiedades y beneficios de nuestra selección de aceites vegetales para sacar el máximo partido al cuidado de tu piel y tu pelo.

Aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces, es el aceite más común y de uso universal, incluso para las personas con la piel grasa. Entre sus propiedades destaca que suaviza la piel, proporciona elasticidad y tersura.

Aceite de aguacate

Originario de América del sur también es apto para todo tipo de pieles y tiene un gran poder nutritivo, humectante, suavizante y antiarrugas. Es ideal para cara y manos, especialmente si hay inflamación de la piel o eccemas porque tiene efecto dermoprotector y regenerador de tejidos. Es muy agradecido porque se absorbe muy bien sin dejar la piel grasa. Fortalece e hidrata el pelo dejándolo muy brillante. 

Aceite de Jojoba

Es excelente para todo tipo de pieles por su gran poder de absorción. Es muy recomendado para masajes y es muy interesante para pieles delicadas con tendencia a irritarse, enrojecerse, a eccemas o psoriasis. También se puede usar como aceite capilar a modo de acondicionador ya que nutre los cabellos quebradizos.

Aceite de avellanas

Es ideal para pieles muy secas y desnutridas por la composición de grasas y por su gran poder de penetración cutánea. Está indicado para prevenir las estrías en embarazos, reafirma senos y también sirve como anticelulítico. También es apto para el pelo dejándolo suave y vigoroso.

Aceite de argán

Hace unos años que irrumpió en el mercado, pero ya era muy conocido y apreciado en Marruecos y Norte de África, de donde es originario. Es un gran regenerador de la piel y está especialmente indicado como aceite facial para pieles maduras o envejecidas; por su gran poder antioxidante. También sirve para pieles irritadas y para estimular la circulación del cuero cabelludo evitando la caída de pelo.

Aceite de rosa mosqueta 

Es un gran regenerador celular ideal para pieles secas para evitar el envejecimiento prematuro. Al ser el más nutritivo de todos los aceites está indicado como potente antiarrugas y para atenuar las líneas de expresión. Sus propiedades cicatrizantes lo hacen muy recomendable en caso de cicatrices, quemaduras o estrías. Es otra buena opción para prevenir las estrías den el embarazo. Es mejor comprar envases pequeños y opacos porque se estropea con facilidad.

Aceite de coco virgen bio

Aunque hay aceite de coco para la cosmética, es un placer y un privilegio poder usar el aceite virgen ecológico que también nos comemos. Al ser una grasa saturada en verano es líquido, pero en invierno se queda muy duro. Podemos aprovechar de primavera a otoño como hidratante de pieles secas con propiedades antisépticas y antiinflamatorias. También se puede usar como mascarilla para el pelo. Descubre los 20 beneficios en este artículo.

Aceite de sésamo

Otro aceite comestible muy hidratante y nutritivo para pieles secas o con tendencia atópica. Es un muy apreciado en Ayurveda para el dosha (constitución) vata por sus propiedades: calienta manos y pies fríos, calma el sistema nervioso y revitaliza la piel flácida, entre muchas otras.  

Aceite de onagra-prímula

Es un gran regenerador de pieles secas y envejecidas, especialmente a nivel facial. Está indicado para pieles irritadas o con dermatitis de todo tipo: psoriasis, eccemas, acné o rosácea.

Share.

About Author

Licenciada en Periodismo, especializada en nutrición y salud natural. Dietista con perspectiva integrativa.