Una dieta detox nos permiten eliminar las toxinas que los malos hábitos y una mala alimentación hacen que se terminen acumulando en nuestro organismo. Sin embargo, más allá de las dietas y programas específicos para limpiar el organismo después de los excesos propios de estas fiestas, es importante que incorporemos de forma habitual alimentos y bebidas que favorezcan esta función desintoxicante de forma natural y continuada.

El té verde

De todas las infusiones que podemos tomar para eliminar toxinas acumuladas, el té verde es con diferencia la más efectiva de todas. Esto se debe a que la mayoría de las infusiones tienen un efecto detox sin aportar antioxidantes; o aportan antioxidantes sin favorecer suficiente la eliminación de las toxinas. Sin embargo, el té verde combina ambas propiedades, ya que es una de las fuentes más ricas en antioxidantes que podemos encontrar, a la vez que favorece la función diurética de los riñones y la depurativa del hígado.

Lo que hace que el té verde posea estas dos propiedades en su equilibrio perfecto, es su proceso de elaboración. Existen multitud de tés disponibles en el mercado. Sin embargo, aquellos que están muy oxidados (té rojo, negro, oolong, etc.) tienen una cantidad muy elevada de antioxidantes como los taninos, pero al tratarse de tés más densos, su capacidad depurativa se ve afectada. Por el contrario, en el caso del té blanco, aunque posee una capacidad depurativa especialmente destacable, la presencia de antioxidantes y otros fitonutrientes naturales de la planta del té son muy escasos, ya que no se ha dejado a la hoja desarrollarse todo el tiempo que sería necesario.

Sus propiedades

Por el contrario, nos encontramos con que, el punto de equilibrio perfecto entre propiedades detox y fitonutrientes, se corresponde con las hojas del té verde que han alcanzado el punto de maduración necesario para el correcto desarrollo de la planta, a la vez que nos permite seguir disfrutando de sus propiedades depurativas por tratarse de una infusión ligera y diurética.

El té verde es una de las bebidas que más cantidad de antioxidantes tiene. Entre los más potentes se encuentran:

  • Los flavonoides, los taninos, e incluso algunos broncodilatadores como la teofilina, que nos ayuda a expulsar la mucosidad que se puede acumular en el sistema respiratorio.
  • De hecho, estos antioxidantes van a servir de apoyo a la hora de eliminar toxinas del organismo, ya que tienen propiedades antiinflamatorias, y evitan la acumulación de líquidos en los tejidos.
  • Con lo que se consigue también arrastrar las toxinas que se acumulan en estas zonas del cuerpo más allá de favorecer la producción de orina, que es la principal vía para expulsar toxinas del organismo junto con el sudor.

Por otro lado, el té verde también es una de las infusiones que presenta un nivel de teína más equilibrado (y útil para nuestro organismo), no llegando a ser neutro como sucede en el caso de otras infusiones, ni excesivamente concentrado como ocurre con las variedades de tés rojo y negro. De nuevo, esto juega a nuestro favor cuando se trata de desintoxicar el cuerpo, ya que la teína presente en el té verde permite aumentar ligeramente nuestro metabolismo basal y la actividad digestiva, lo que conlleva un mayor consumo de calorías, por lo que un consumo habitual y constante nos ayudará a eliminar lípidos con mayor facilidad.

Incorporar el té verde a la dieta detox

Como vemos, el té verde es una de las bebidas más recomendadas a la hora de favorecer la función depurativa de nuestro cuerpo. Naturalmente, se puede consumir durante una dieta detox cuando queramos librarnos de los excesos cometidos (sobre todo después de fiestas). Sin embargo, lo más recomendable y como mejor vamos a notar todos sus efectos, es incorporándolo a nuestra dieta diaria de forma constante.

Tomando un par de tazas de té verde al día empezaremos a notar todos sus efectos en poco más de una semana. Una de las formas más sencillas de hacerlo es gracias a la gama de Umaicha, que nos ofrece hasta tres variedades de té verde japonés puro y listos para consumir, perfectas también para acompañar la comida, ya que no son dulces y son, naturalmente, sin calorías.

Umaicha, los amantes del té

El houji cha es un té verde tostado con un color ámbar debido a su proceso de tueste, ideal como bebida después de la cena por a su bajo índice de teína. Por otro lado, la variedad ryoku cha se compone por las clásicas hojas de té verde japonés sencha. A pesar de no ser dulce, tiene un sabor poco amargo y resulta muy refrescante. Y finalmente, la variedad genmai cha, una deliciosa combinación entre té verde y arroz integral tostado, tiene un aroma único, más suave y con menos teína que el té verde tradicional.

Share.

About Author

Redactora jefe de Naturitas

Leave A Reply