Nuestra protagonista de hoy es la manzana, uno de los alimentos con más propiedades curativas. Su época es el otoño, pero la encontramos disponible la mayor parte del año. Una de sus principales características es su efecto antiinflamatorio sobre el aparato digestivo, por lo que si estamos delicados del estómago o tenemos molestias en nuestras digestiones, sustituir nuestros postres y meriendas por una buena manzana cocida, nos puede ayudar a recuperarnos y tener unos intestinos fuertes. Además, su fibra soluble es eficiente contra el colesterol y puede ayudar en la prevención de la diabetes. También se le atribuyen propiedades beneficiosas para el hígado pues contiene cisteína que actúa en la eliminación de toxinas. Hoy la presentamos en forma de postre pero podemos incluirla de muchas formas en nuestras recetas: ensaladas, sopas, zumos y, claro, una buena manzana cruda bien masticada puede evitarnos picar entre horas.

Ingredientes

Para el muesli:

Elaboración

  1. Precalentamos el horno a 180º.
  2. Lavamos bien las manzanas y les extraemos el corazón. Podemos hacerlo con la ayuda de una cuchara o bien con un utensilio específico, son muy útiles! En el agujero que ha quedado en el interior de la manzana, introducimos una ramita de canela.
  3. Ponemos las manzanas en una cazuela de horno. Podemos poner un chorrito de agua en el fondo de la cazuela, para que las manzanas no salgan secas (no más de un centímetro).  Introducimos la cazuela en el horno y bajamos la temperatura a 150º. Horneamos durante una hora.
  4. Para el muesli, forramos una bandeja de horno con papel vegetal. Mezclamos en un recipiente grande avellanas troceadas, uvas pasas y copos de avena. Agregamos un pellizco de sal y melaza de arroz.  Mezclamos añadiendo un chorrito de agua hasta que quede húmedo, pero no líquido.
  5. Extendemos la masa en la bandeja y horneamos 15 minutos. Si pasado este tiempo todavía está húmedo, removemos un poco los ingredientes y horneamos 5 minutos más.
  6. Mientras el muesli y las manzanas se hornean, preparamos la salsa. Vertemos  la nata de avena en un cazo pequeño a fuego mínimo y añadimos ralladura de limón al gusto.
  7. Disolvemos una cucharadita (tamaño café) de kuzu en un vaso con un poco de agua (un centímetro aproximadamente). Añadimos el kuzu a la nata y mezclamos durante cinco minutos. Apagamos el fuego y removemos un minuto más..
  8. Una vez listas las manzanas, las pelamos y las ponemos en un bol. Con la ayuda de un tenedor trituramos ligeramente cada manzana para que al verter la nata se meta entre los huecos.
  9. Vertimos un poco de nata en cada bol y colocamos muesli (al gusto) por encima.

*Puedes servir aparte la nata y el muesli sobrante por si alguien quiere más!

Aprende un poquito más …

  • Este postre es ideal para los niños, sus paladares son muy golosos y el dulce de este postre les saciará las ganas de azúcar de forma sana.
  • El kuzu es el almidón que se extrae de una raíz japonesa al que se le atribuyen muchísimas propiedades curativas además de ser un espesante fantástico.
  • Cuando prepares muesli, haz mucha cantidad! Lo puedes guardar en un bote de cristal y usarlo en muchas recetas, a los niños les encanta!
  • La manzana al horno “tal cual” ya es un postre riquísimo, para días entre semana que no tenemos tiempo de elaborar y emplatar, tener siempre manzanas horneadas es una manera perfecta de evitar otros dulces menos saludables.
  • En los meses de otoño e invierno deberíamos de consumir preferentemente frutas de estación y no frutas tropicales.

* Receta vegana.

Share.

About Author

Nutricionista y Coach Nutricional especializada en Macrobiótica

Leave A Reply