Los superalimentos poseen una fuerte concentración en nutrientes y numerosas propiedades para la salud. Aportan contenidos elevados en vitaminas, minerales, antioxidantes, ácidos grasos esenciales, fibras, etc. Pueden darse en frutas, verduras, semillas o hierbas.

Los beneficios de los superalimentos

  • Cumplen al menos tres requisitos: son fuente excelente de fibra, vitaminas y minerales; con alto contenido en fitonutrientes y compuestos antioxidantes como las vitaminas A, E y el betacaroteno; y de baja densidad calórica. Todos ellos factores que hacen que los superalimentos puedan ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, otras afecciones y trastornos de salud.
  • Están llenos de antioxidantes que apoyan el sistema inmune. Ayudan a desintoxicarnos y reducen el riesgo de enfermedades crónicas, mejorando nuestra salud física.

¿Cómo consumir los superalimentos?

Es recomendable consumirlos en el marco de una alimentación variada y equilibrada, y practicar una actividad física regular. Comer solo superalimentos, sin consumir la cantidad recomendada de frutas y verduras, no alcanza para mantener una buena salud.

Por otro lado, el exceso de superalimentos está desaconsejado. Por ejemplo, si consumimos una cantidad superior de bayas de goji, puede perturbar el funcionamiento del aparato digestivo. Así que es recomendable consultar con un médico en caso de duda.

Para obtener de manera óptima todas las propiedades de los superalimentos, es mejor consumirlas en el estado natural (sin añadidos, ni extracción).

Algunos de los superalimentos más destacados son:

Semillas de chía

Considerada la reina de los superalimentos. La chía es muy rica en ácidos grasos esenciales (omega 3 y 6), fibra soluble, fósforo, hierro, potasio, magnesio y zinc. Entre sus múltiples beneficios, destacan:

  • Al contener mucha fibra, son una buena opción para poner freno a los antojos. Son fáciles de digerir y crean sensación de saciedad. Por lo que también son buenas para bajar de peso.
  • Fuente de Omega 3. Está demostrado que las semillas de chía contienen más de este ácido graso que algunos pescados.
  • Absorben entre 10-12 veces su peso en agua, por lo que ayuda a mantenerse bien hidratado.
  • Aportan mucha energía, por lo que aumenta la masa muscular y regenera los tejidos. Contienen el doble de potasio que el plátano y dos veces más la cantidad de proteínas que las verduras.
  • Ayudan a eliminar líquidos y toxinas y regulan la flora intestinal.
  • Combate la celulitis.
  • Mejoran la salud de la piel, creando una capa protectora contra los rayos del sol y la contaminación.

*Es ideal para deportistas. Se puede consumir junto con mueslis, ensaladas, zumos o batidos.

Maca

La maca es un regulador hormonal natural. Se trata de un tubérculo rico en minerales (cobre, hierro, calcio y zinc) y en vitaminas del grupo B. Además, tiene un efecto muy energetizante y es un poderoso regulador endocrino. Dotada de unos beneficios extraordinarios:

  • Compuesta de alcaloides, que ofrecen importantes funciones adaptógenas: regulador hormonal, mejora de la líbido y aumento de la fertilidad.
  • También es conocida como viagra peruana, y se utiliza para combatir la falta de deseo sexual, la impotencia o la disfunción eréctil.
  • Muy rica en aminoácidos, encargados de construir las proteínas. Ayudan a la recuperación muscular después del ejercicio, y contribuyen al aumento de la masa muscular.
  • Está considerado un tratamiento antidepresivo natural.
  • Es conocida coloquialmente como: “pastillas naturales para la menopausia“.
  • Tiene un gran contenido en calcio, que fortalece los huesos y es muy útil en caso de osteoporosis.
  • Alivia el dolor de huesos y músculos, como la artrosis, la artritis, reumatismo y fibromialgia.
  • Fortalece el cabello y las uñas; y retrasa su envejecimiento.

*Deliciosa para tomar en batidos, smoothies y tartas. Debe evitarse el consumo de maca durante el embarazo y la lactancia o si padeces hipotiroidismo.

Cúrcuma

La cúrcuma es una de las sustancias más poderosas que se ha utilizado durante miles de años (en las tradiciones más antiguas), por sus especiales efectos curativos. Entre sus mayores beneficios se encuentran:

  • Fácil de combinar en la cocina y ofrece una gran capacidad hepatoprotectora, así como propiedades anti inflamatorias; y mejora la digestión.
  • Su compuesto activo más importante es la curcumina, que tiene un gran poder antiinflamatorio y actúa como un potente antioxidante encargado de neutralizar los radicales libres, gracias a su estructura química. También estimula las enzimas antioxidantes del propio organismo.
  • Dentro de las enfermedades que se han estudiado con los beneficios de la cúrcuma, están la mejora del Alzheimer, el Parkinson y el daño por accidentes cerebrovasculares (ictus)
  • Su capacidad para mejorar la calidad del tejido endotelial (las paredes de los vasos sanguíneos). La disfunción del endotelio, es una de las principales causas que llevan a la enfermedad cardiovascular
  • De gran utilidad en el tratamiento de pacientes con ansiedad, estrés y depresión. Hay evidencia de que la curcumina es capaz de aumentar los neurotransmisores de dopamina y serotonina.
  • Es muy buena alternativa para el dolor y la inflamación. Por efectos analgésicos y antiinflamatorios, ayudan a aliviar los síntomas de la artritis.

*Se recomienda consumirla con comidas grasosas para mejorar su absorción.

Espirulina

La Espirulina es un alga multicelular con forma espiral que crece en aguas dulces y ocasionalmente en saladas. Contiene un alto contenido de proteínas; posee vitaminas y minerales, principalmente vitamina A, E, D, B1, B2, B3, B6, B12, hierro, zinc, ácido fólico, ácidos grasos Omega y magnesio. ¡Sin duda un superalimento que debes probar! Entre sus beneficios:

  • Es un multivitamínico y mineral, apropiado suplemento para dietas vegetarianas o pobres en proteínas.
  • Está aconsejada en las anemias, en los estados de cansancio y fatiga.
  • Perfecta aliada para perder peso, por ser saciante y depurativa.
  • Excelente alternativa al hierro comercial, en caso de estreñimiento.
  • Favorece la disminución del olor corporal excesivo, por su alto contenido en clorofila.
  • Es antiaging, por su efecto purificador de toxinas y aporte de antioxidantes.
  • Reduce el colesterol.
  • Efecto prebiótico, alimenta nuestra microbiota.

*Evitar ingerir espirulina por la noche, ya que su aporte de nutrientes puede dificultar el sueño a personas muy sensibles. Mejor tomarla por las mañanas o al mediodía.

Cáñamo

Las semillas de cáñamo ofrecen un 25% de proteína especialmente dirigida al soporte del sistema inmunológico (Gammaglobulina) y 35% de ácidos grasos (Omega 3, 6 y 9). Es rica en vitaminas del grupo B, calcio, magnesio, zinc, calcio y hierro. Entre sus beneficios encontramos:

  • De las mejores fuentes de proteína vegetal. Contiene los 9 aminoácidos esenciales que deben incorporarse a través de los alimentos, porque nuestro organismo no es capaz de producirlos.
  • Contribuye a prevenir o mejorar el estreñimiento y ayuda a mantener el intestino grueso en buenas condiciones.
  • Los ácidos grasos de las semillas de cáñamo mejoran el síndrome premenstrual (SPM) y la menopausia, al contribuir a equilibrar las hormonas.
  • Como fuente de magnesio. Muy importante para los huesos y los dientes, para el sistema nervioso, el muscular o la síntesis de proteína.
  • Efecto protector ante enfermedades cardiovasculares.
  • Ayuda a regular el azúcar en sangre.
  • Contribuye a retrasar el envejecimiento celular.

Además, todos ellos son aptos para veganos, sin gluten, sin lactosa y de bajo aporte glucémico.

Y tú, ¿ya has probado alguno de estos beneficiosos superalimentos? En el Pack 5 Superalimentos de Energy Fruits, podrás probarlos por un súper precio. ¡No lo pienses más!

Share.

About Author

Redactora jefe de Naturitas