El hinojo es una planta silvestre con numerosas propiedades medicinales. También tiene su uso en la cocina y la cosmética. En este artículo de Naturitas Consejos, aprenderás cómo debes tomarlo para aprovechar sus beneficios para la salud.

Diferentes nombres

Su nombre científico es foeniculum vulgare. El término latino foeniculum significa “heno pequeño”, ya que sus hojas tienen gran parecido con esa gramínea.

Su único nombre popular en castellano: es hinojo, pero también es conocido por su nombre en inglés, fennel, que aparece en muchos suplementos de esta planta.

Clasificación

Pertenece a la familia de las umbelíferas, la misma a la que pertenecen el anís, el comino y la alcaravea.

Origen e historia

Planta aromática originaria de la Europa mediterránea, naturalizada hacia el este, hacia la India.
En Egipto se utilizaba hace más de 3.000 años para combatir las digestiones pesadas. Los antiguos griegos lo llamaban Marathon, porque en esa ciudad vencieron a los persas sobre un campo de hinojos.

Plinio era un entusiasta de esta planta, la cual formaba parte de al menos 22 remedios suyos.

En la Antigua Roma, era muy popular y no faltaba en ninguna cocina, ya que con sus semillas elaboraban el pan y sus brotes se comían tanto crudos (en ensaladas), como cocidos. Se decía que otorgaba fuerza y valentía, por lo que los gladiadores romanos lo ingerían diariamente; y cuando los soldados volvían victoriosos de la guerra, eran condecorados con guirnaldas de hinojo, que les colgaban al cuello. También era costumbre arrojar plantas de hinojo a los recién casados, para desearles buena suerte.

En la época medieval, se colgaba junto con el hipérico en las puertas de las casas para protegerlas de las brujerías y los malos espíritus. También se utilizaba como antiparasitaria, especialmente para combatir las pulgas y garrapatas de los perros. Cuando la Inquisición quemaba en la hoguera a los homosexuales, los cubrían con hojas frescas de hinojo para que su martirio durase más tiempo, ya que éste tarda en arder.

Lugar de cultivo

Actualmente se cultiva tanto en Europa como en Asia y América. Sus mayores productores son Francia, Rusia, India y Estados Unidos. Crece en estado silvestre en las zonas templadas de todo el mundo, especialmente cerca del mar y en las riberas fluviales.

Principios activos

De esta planta se utilizan los frutos (semillas), y en menor medida, la raíz y las hojas.

Las semillas son ricas en un aceite esencial llamado anetol (70%), responsable de su característico aroma y de sus principales propiedades medicinales. Además, también contiene otros aceites esenciales (alfa-pineno, limoneno, camfeno, mirceno, felandreno, estragol y fenchona),  fitoesteroles (principalmente beta-sitosterol), glúcidos, lípidos, aminoácidos (alanina, arginina, histidina, ácido glutámico y ácido aspártico), minerales (calcio, magnesio, potasio, hierro), vitamina C y fibra.

Las hojas contienen glucurónidos de flavonoides y una discreta cantidad de aceite esencial.

La raíz contiene cumarinas, como la umbeliferona y el bergapteno.

Propiedades

Nivel interno
Tiene propiedades digestivas, carminativas, diuréticas,  emenagogas, galactógenas y expectorantes.

Nivel externo
Actúa como calmante ocular, y sus hojas, como cicatrizantes y vulnerarias.

Indicaciones

Nivel interno
La principal virtud medicinal del hinojo es el ser un excelente carminativo. Es un tónico estomacal y digestivo, que favorece el apetito y la digestión, alivia el dolor intestinal de origen digestivo (cólicos, gastritis) y sobre todo las flatulencias, ya que evita la formación de gas intestinal bloqueando los procesos de fermentación de los alimentos en la fase digestiva.

Por sus propiedades emenagogas, favorece la menstruación y calma los dolores de esta. Estimula la secreción de leche en las mujeres lactantes. El consumo de esta planta por parte de una mujer que esté amamantando, previene y alivia los cólicos en el lactante (el cual también consume la planta a través de la leche materna).

Al ser diurético, combate la retención de líquidos y es útil en enfermedades reumáticas. Ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre. También favorece la expectoración, por lo que está indicado en caso de tos o bronquitis. Debido a sus aceites esenciales, esta planta también combate la halitosis.

Nivel externo
Es muy beneficioso para los ojos, ya que los relaja y alivia las irritaciones, inflamaciones e infecciones oculares. Por esta razón es muy beneficioso en caso de fatiga ocular, conjuntivitis y blefaritis. Además, clarifica y fortalece la vista.

También ayuda a cicatrizar y regenerar la piel, por lo que está indicado en caso de heridas y úlceras en la piel.

Forma de administración

Vía interna

  • Se puede tomar en cápsulas, polvo, tintura e infusión, además de en jarabes o caramelos (para la tos y la halitosis).
  • Se puede tomar el bulbo, ya sea fresco, en ensaladas; o hervido, añadido a sopas, estofados o pescados, a los que aporta un agradable sabor.

Vía externa

  • Se puede preparar una infusión para realizar lavados oculares, o aplicar la bolsita de la infusión de hinojo encima de los párpados.
  • Se pueden realizar enjuagues para el mal aliento y la gingivitis, así como emplastos para las heridas.

Precauciones

A grandes dosis, el aceite esencial de esta planta, puede provocar intensa salivación, convulsiones, excitación e incluso alucinaciones.

Contraindicaciones

  • Hay que evitar su uso durante el embarazo, porque se le considera un estimulante uterino.
  • También si se padece epilepsia, ya que puede inducir a ataques epilépticos.

¿Sabías que?

  • En mitología, se dice que Prometeo robó el fuego a los dioses en un tallo de hinojo, ya que éste arde lentamente. Desde entonces, esta planta simboliza el conocimiento.
  • Las serpientes comen hinojo para despojarse de su vieja piel y se frotan los ojos con él, para que su jugo agudice su visión (ya que tras el período de muda se les deteriora la vista).
  • Es una planta que se usa mucho para favorecer la belleza. Tiene fama de aumentar el pecho ya que estimula el flujo de leche materna y tiene efectos estrogénicos. También favorece un vientre plano debido a sus propiedades diuréticas y antiflatulentas, y combate la celulitis.
  • Debido a su agradable aroma, el hinojo es muy empleado por la industria cosmética. Se añade en perfumes, jabones, dentífricos y lociones para después del afeitado.
Share.

About Author

Diplomada en naturopatía