Llega el verano y con él, el calor sofocante y la época de helados. Apetece comer algo frío pero que además nutra porque la pérdida de minerales y vitaminas es evidente a través del sudor. La combinación ideal que satisface las necesidades de rehidratación y reposición de vitaminas y minerales es un batido de frutas súper helado.

Os proponemos un helado de piña, coco y jengibre que, además de hidratar, es digestivo, antioxidante, antiinflamatorio y relajante gracias a las propiedades de la piña. Es ideal para empezar el verano comiendo helados. ¡A los niños les encantará! Pueden comer helados y estar bien alimentados.

Ingredientes

Elaboración

  1. Introduce en un vaso de batidora la piña, la leche de coco y el sirope de agave, tritura y reparte en los moldes de helado. Antes debes poner en la base de cada molde unos granitos de frambuesa deshidratada y en las paredes del molde del helado pegas una hojita de hierbabuena que has mojado para que se quede enganchada. Ahora ya puedes repartir el batido.
  2. Si no te ha llegado el batido hasta la superficie del molde, puedes añadir un poco de leche de coco endulzada para acabar de rellenar. Visualmente queda genial.
  3. Introduce en el congelador. En 4-5 horas ya está congelado. Para desmoldar introduce el molde en agua tibia.

Aprende un poquito más…

  • Prueba a hacer helados con batidos verdes dulces y con semillas de chía, leches vegetales, etc. Las verduras de hojas verdes nos aportan clorofila, con gran poder antioxidante, nos oxigena la sangre y nos mejora el transito intestinal.

* Receta vegana y sin gluten.

Share.

About Author

Técnico Superior en Dietética