La almendra actualmente es muy conocida y popular en el mundo fitness por ser nutritiva y energética. Consumirla en pequeñas cantidades ayuda a progresar en los entrenamientos. Aporta ácidos grasos, excelente fuente de energía para la recuperación tras los entrenamientos, además estas grasas insaturadas (saludables) nos ayudan a bajar el LDL (colesterol malo) y elevar el HDL (el bueno), consideradas alimento cardioprotector.

También son ricas en proteína vegetal, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas (grupo B, C y E principalmente), también en calcio y en fósforo, beneficiando en la protección de los huesos y dientes.

Su consumo está especialmente recomendado a toda persona que haga grandes esfuerzos físicos o intelectuales.  

Ingredientes para 12 ó 15 galletas

– Para elaborar la cobertura:

  • Chocolate blanco sin azúcar y sin gluten 60gr.
  • Frambuesas deshidratadas  5 unidades
  • Limón 1 unidad

Elaboración

  1. Las almendras están hidratadas en agua desde el día anterior (8 horas). Se trituran hasta conseguir una pasta granulada. Por otro lado, tritura el azúcar de coco, aceite de coco, leche de almendras, sirope de ágave, semillas de lino y canela, todo junto y mezcla con la masa de almendras. Finaliza con la harina de trigo sarraceno, amasa bien. Si está muy enganchoso, guarda la masa en la nevera para que se endurezca un poco. Estira la masa con rodillo entre dos hojas de papel vegetal, dejando un grosor de 4 mm.
  2. Precalienta el horno a 180º.
  3. En una bandeja de horno pon papel vegetal, puedes utilizar una de las hojas que has utilizado para estirar la masa. Corta las galletas con un corta galletas de 5cm de diámetro y las colocas en la bandeja, la masa que sobra, la vuelves a hacer una bola, la estiras y cortas galletas hasta que se acabe la masa. Hornear durante 15 ó 20 minutos, le puedes dar la vuelta en los últimos 5 minutos, para que se dore por los dos lados.
  4. Con las galletas horneadas y refrigeradas puedes preparar la cobertura. Tienes que deshacer el chocolate al baño maría, removiendo con espátula, cuando esté liquido retíralo del fuego. Las frambuesas se deshacen con la mano o cuchillo en trozos muy pequeñitos. El chocolate deshecho lo puedes poner en un bol pequeño, donde puedas introducir la galleta hasta el centro, solo pondrás la cobertura hasta la mitad de la galleta. Las dejarás secar encima de papel vegetal y espolvoreas la frambuesa y la ralladura de limón encima del chocolate antes de que se seque.
  5. Las puedes guardar en un recipiente dentro del armario, si hace calor mejor en la nevera.

Aprende un poquito más…

  • Activar las semillas o frutos secos significa dejar en remojo, con agua filtrada preferentemente, durante algunas horas, escurrir y desechar el agua de remojo. La activación es desactivar ciertos inhibidores enzimáticos presentes en las semillas o frutos secos de forma natural. Estos inhibidores enzimáticos crean una barrera de protección en el fruto seco para que no se germine. Los inhibidores son antinutrientes, si los eliminas mediante la activación, mejora la digestión de los alimentos y el ácido fítico que contienen se reduce y facilita la absorción de minerales (el ácido fítico es quelante de Fe, Ca, Mg, Zn, es decir que inhibe su absorción). Existen tablas de activación de semillas y frutos secos donde puedes consultar el tiempo que se necesita para la activación de cada tipo de semilla y fruto seco.
  • El aporte de proteínas de las almendras es de mayor cantidad y calidad que las del huevo. Con solo 20 gr de almendra obtenemos 4,25 gr de proteína y de un huevo, que suele pesar entre 60-70 gr, obtenemos 6,31 gr. Una de las ventajas frente al huevo es que no contiene colesterol, aconsejado para personas que lo tienen restringido en su dieta.  

* Receta vegetariana y sin gluten.

Share.

About Author

Técnico Superior en Dietética