Propósitos de año nuevo

Para cumplir con el propósito de año nuevo y tener una actitud positiva ante la vida, deberás cambiar algunos hábitos. Puede que al principio cueste, es cuestión de mentalizarse y notarás los resultados en muy muy poco tiempo: sonríe siempre y se agradecido, descansa el número de horas adecuado, habla de manera positiva, no traslades tus frustraciones a los demás, no te ancles al pasado, haz mucho deporte y rodearte de personas positivas.

Cómo tener una actitud positiva

Existen varios tipos de personas, las que tienen problemas y todo se les hace cuesta arriba, pero a pesar de ello, quieren superarse. Las que naturaleza su actitud siempre es negativa y pesimista, y por último, las que no hay quien los hunda, personas fuertes con actitud positiva, que no se dejan vencer ante ninguna situación.

Llegar a ser una de estás ultimas, es posible para todos. Tener una mentalidad positiva no es algo genético, tipo: se nace o no con esa actitud. Se trabaja a diario con pensamientos y ejercicios.

Si tu propósito de año nuevo es desarrollar una actitud positiva no puedes dejar de seguir estos 6 pasos:

1. Sonríe y sé agradecido

A veces lo más sencillo es lo más complicado, y más, cuando todo nos sale del revés. Sin embargo, para poder tener una actitud positiva, es necesario sonreír y dar las gracias por todo lo bueno que nos pasa.

Los pensamientos positivos ayudan a la autoestima y mejorarán tu actitud ante cualquier dificultad. Como dice el dicho: todo tiene solución menos la muerte.

Mentalízate y visualiza el problema resuelto, piensa siempre que todo va a salir bien. Si realmente así lo crees, desaparecerá el bloqueo y tu mente se abrirá ante nuevas soluciones que por culpa de tu rabia, enfado o actitud negativa no eras capaz de ver.

Presta atención a las cosas buenas que te pasan y encuentra la lección, de todo lo malo siempre hay algo bueno que aprender

2. Duerme 7 horas y media al día

Dormir es una de las cosas más importante que debemos hacer cada día. Daniel Kriple, unos de los especialistas más prestigiosos en el campo del sueño, constata que las personas que duermen entre 6,5 horas y 7,5 horas diarias, no sólo viven más tiempo, sino que son más felices y productivas. Además apunta, que es preferible dormir 5 horas antes que 8,5 horas.

Para cuando el estrés te impida el sueño, prueba con remedios naturales a base de valeriana, tila y lúpulo. Te relajarán y podrás cumplir con este punto tan importante.

3. Habla de manera positiva

La forma en la que hablamos y nos dirigimos a los demás no debe mostrar la negatividad que llevamos dentro. Recuerda:

  • No te quejes de todo y todos.
  • Evita palabras negativas como: nunca, imposible, NO.
  • Sustitúyelas por: siempre, por supuesto, SÍ.
  • El no ya lo tienes, ve a por el sí y arriésgate. Si no lo intentas nunca conseguirás tus objetivos.
  • Deja que las cosas fluyan, no puedes controlar todo lo que sucede a tu alrededor.
4. No vivas en el pasado

Muchos lo hacen: no cargues con tanto equipaje. Los acontecimientos negativos que una vez estuvieron en tu vida, debes saber dejarlos atrás y mirar hacia el futuro, es ahí donde se encuentran tus metas y hacia donde nos dirigimos.

Por ejemplo, si has perdido tu trabajo o has decidido cambiarlo, concentra todos tus pensamientos positivos para que el próximo sea aún mejor.

Si te peleas o discutes con tu pareja, amigo o familiar, ahora tenéis la oportunidad de conoceros y tener una relación mucho más estrecha.

Adaptarse a los cambios es avanzar en la vida

5. Hacer deporte nos hace más felices

Para ser feliz hay que acostumbrarse a hacer deporte y tener mentalidad positiva, numerosos estudios demuestran que realizar ejercicios libera endorfinas (la hormona de la felicidad), encargadas de materializar en los momentos placenteros la euforia, la felicidad y el placer.

mens sana in corpore sano

Para cada edad hay un deporte, según tu formación física podrás realizarlo de mayor o menor impacto. Probablemente al principio te canses, pero una vez acostumbres a tu cuerpo, tu mente te lo agradecerá.

Es necesario tener vías de escape, elige la tuya: yoga, pilates, futbol, tenis, andar, surf, etc. Cualquiera es válida, evita el sedentarismo a toda costa.

6. Rodéate de personas positivas

Aléjate de los vampiros energéticos, son personas que te roban la energía y que cuando te separas de ellos, sueles acabar agotado o incluso deprimido.

Acércate a gente con actitud positiva, que te hagan sentir bien y te ayuden a avanzar y ser mejor. Todo lo que te aporte negatividad debes saber alejarlo de ti.

Crea una red de apoyo para sosteneos los unos a los otros en momentos difíciles, es otra forma de conseguir pensamientos positivos.

Ahora ya sabes cómo tener una actitud positiva, ¡se constante y consíguelo!

Share.

About Author

Directora de marketing y Graduada en Publicidad y RRPP. Concienciada con la tierra y la salud. Está al día en remedios naturales, hábitos de vida saludables y el bienestar.

Leave A Reply