Para reducir la presión arterial alta al instante, y además aprender a controlarla, estos serán tus mejores aliados: el chocolate, el ajo, el apio, la lavanda y el orégano.

¡Advertencia! En caso de tener un tratamiento para la presión arterial alta o hipertensión, antes de probar estos remedios naturales, consulta con tu médico.

Presión arterial alta: causas

En el 95% de los casos de hipertensión no existe una causa orgánica.

La presión arterial alta suele estar relacionada con factores genéticos, obesidad, estrés o por el consumo excesivo del alcohol y sal.

Los trastornos hormonales o enfermedades orgánicas son responsables de la hipertensión sólo en el 5% de los pacientes.

La presión arterial alta se produce cuando las arterias se obstruyen, creando una sobrecarga en las funciones cardíacas al tener que hacer un mayor esfuerzo para que la sangre fluya por todo el organismo.

Consecuencias de la hipertensión

Si no se trata la presión arterial alta pueden producirse diversos daños en órganos vitales como: cerebro, riñones, corazón,  vasos sanguíneos y ojos.

Cómo bajar la presión arterial alta rápido

  1. Chocolate puro

Para considerarlo puro, mínimo tiene que tener un 70% de cacao, de lo contrario no conseguiremos obtener sus principios activos, los llamados flavonoides. Además de disminuir la presión arterial alta aportan muchísimos beneficios al organismo.

Tómalo cuando lo necesites, pero sin abusar.

  1. Ajo crudo

El ajo es muy recomendado, tanto por médicos como naturistas, es el remedio natural por excelencia que ayuda a combatir la presión arterial alta y reducir el colesterol.

En ayunas, toma un diente de ajo al día (si te produce mucho rechazo el ajo crudo, también existen patillas o comprimidos). Un truco, deja reposar el ajo en un vaso de agua varias horas, así le sacarás el máximo beneficio.

  1. Toma una infusión de apio

Para controlar la presión arterial alta en el día a día, el mejor remido natural es la infusión de apio. Gracias a sus propiedades antioxidantes y fotoquímicos que ayudan a regular el proceso inflamatorio al que se somete el cuerpo, además de controlar la retención de líquidos.

El cortisol, es la hormona que hace que aumente el riesgo de hipertensión, y estos minerales del apio disminuyen su producción.

Para preparar la infusión, necesitas:

  • 2 cucharadas de apio
  • una taza de agua de 250 ml.

Hierve el agua y añade el apio, déjalo reposar 15 minutos y pásalo por el colador. Puedes tomarla una vez al día durante todos los días.

  1. Infusión de lavanda

Gracias a sus propiedades sedantes, no sólo podrás calmar el estrés, sino también disminuye los niveles de presión arterial. La lavanda activa el movimiento celular y permite un mayor flujo de sangre a través de las arterias.

Para prepararlo, utiliza:

  • 1 cuchara de lavanda
  • un vaso con 250 ml de agua.

El proceso de preparación es igual que en el caso anterior. Puedes tomarla 1 vez al día, al menos tres veces por semana.

  1. Infusión de orégano

Es una planta con muchos beneficios, destaca por su poder antiflamatorio y diurético encargados de aliviar la presión arterial alta. Se podría decir, que sirve para limpiar y desatascar las arterias.

Para prepararlo, toma:

  • 1 cucharada de orégano
  • una taza de agua de 250 ml

Y mismo modo de preparación que para una infusión, hervir y esperar 15 minutos a que repose, luego colar. Tomar preferiblemente a media mañana y mínimo tres veces a la semana.

Ahora ya sabes como reducir la presión arterial alta, comparte y ayuda a tus amigos y familiares que la padecen.

Share.

About Author

Directora de marketing y Graduada en Publicidad y RRPP. Concienciada con la tierra y la salud. Está al día en remedios naturales, hábitos de vida saludables y el bienestar.

Leave A Reply