¿Aun no conoces los beneficios del aloe vera en la piel? ¡Te los contamos! El aloe vera, es una planta conocida en todo el mundo por su gran cantidad de beneficios para innumerables problemas de salud.

Las hojas del aloe vera son las que contienen el gel utilizado como tratamiento natural de muchos problemas de la piel. Como pueden ser: quemaduras, heridas y picaduras de insectos. Esta se puede adquirir en varios formatos, dependiendo de su uso, en herboristerias y parafarcamacias naturales.

Diferentes nombres del aloe vera

El aloe vera también es conocido como sábila. Dentro del género de los aloes, existen unas 250 especies, de las cuales sólo 3 o 4 tienen propiedades medicinales, y de entre estas, la más preciada y con mayor número de propiedades, recibe el nombre científico de aloe barbadensis miller.

Clasificación

Pertenece a la familia de las liliáceas.

Origen e historia

El aloe es originario de África, concretamente de los lugares más calurosos y desérticos del continente, como Sudán y la península arábiga.

Ya se utilizaba hace más de 4.500 años en la medicina tradicional india. Aparece citado varias veces en la Biblia, donde se narra, entre otras cosas, que el cuerpo de Jesucristo fue embadurnado con aloe antes de ser enterrado.  En el Antiguo Egipto, era una de las plantas que se utilizaban en el embalsamamiento de los cadáveres, y  Cleopatra la usaba en sus rituales de belleza.

Sus propiedades ya aparecen descritas en el Papiro de Ebers  (1.500 a.C.) El aloe llegó a América de la mano de los conquistadores españoles, que lo trajeron desde España. De hecho, gracias a llevar esta planta en las travesías en barco, muchos marinos de Colón, sobrevivieron a varias enfermedades.

Las propiedades del aloe se redescubrieron al final de la 2ª Guerra Mundial, cuando se aplicó sobre las quemaduras de personas víctimas de las explosiones de Hiroshima y Nagasaki, y se comprobó que se curaron más rápidamente, y en muchos casos, sin cicatrices.

Actualmente, es una planta muy popular, que aparece en todo tipo de productos cosméticos: cremas, bronceadores, aftersun, desodorantes, champús, mascarillas, etc.

Lugar de cultivo del aloe vera

El aloe se cultiva y se encuentra en estado silvestre en Asia, norte de África y países del Caribe. Y se cultiva a gran escala en Australia, India, Kenia, Tanzania, Sudáfrica, Jamaica, Antillas holandesas, Venezuela, México y regiones subtropicales de Estados Unidos.

Principios activos

La parte del aloe vera utilizada con fines medicinales, es el gel que se encuentra en el interior de las hojas.

Como la mayoría de los cactus, está compuesto en su mayor parte de agua.

Es muy rico en antraquinonas (principales responsables del efecto laxante del aloe vera, y que se encuentran sobre todo en el acíbar de la planta), especialmente en aloína (5-25%), también conocida como barbaloína.

También contiene abundantes polisacáridos (mucílagos, glucomanano y acemanano), fitoesteroles, enzimas…

Se encuentran también casi todos los aminoácidos (con cantidades importantes de glutamina, arginina y lisina), vitaminas A, C, E y varias del grupo B (B1, B2, B6, B9 y B12), y muchísimos minerales (calcio, hierro, fósforo, potasio, zinc, boro, magnesio, manganeso, cromo, cobre, germanio, litio).

Propiedades del aloe vera

Para uso interno, tiene propiedades digestivas, colagogas, laxantes, antiinflamatorias, analgésicas, antivirales e inmunoestimulantes.

Para uso externo, tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias, antisépticas, bactericidas, antivirales, cicatrizantes y regeneradoras.

Indicaciones del aloe vera

Nivel interno

Es un excelente tónico estomacal, que combate todo tipo de problemas digestivos, intestinales y hepatobiliares.

Gracias a su riqueza en antraquinonas, combate el estreñimiento.

Gracias a su riqueza en mucílagos y glutamina protege la mucosa gástrica de la acidez, previniendo y combatiendo las úlceras, la gastritis y la hernia de hiato.

Al desinflamar el intestino, está indicada en casos de colitis ulcerosa, síndrome del colon irritable y enfermedad de Crohn.

Es una planta que funciona de tratamiento natural contra la diabetes, ya que hace disminuir el azúcar.

Por su contenido en acemanano, potencia la acción del sistema inmunitario. Por lo que se trata de un alimento que previene el cáncer (sobre todo el de colon).

Además, combate los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia (protege de la radiación).

También es un buen aliado en caso de SIDA y trastornos autoinmunes.

Por otro lado, se recomienda para trastornos respiratorios (asma, sinusitis) y cardíacos (hipertensión, arteriosclerosis).

Y por último, por sus propiedades antiinflamatorias está indicada en caso de artritis.

Nivel externo

Los beneficios del aloe vera en la piel son casi milagrosos.

Está indicada para cortes, heridas, llagas, quemaduras, picaduras de insectos, acné, psoriasis, eccema y herpes.

El gel de aloe vera forma una capa sobre las heridas que actúa de barrera natural de la piel, e impide el paso de los gérmenes, además de eliminar las bacterias existentes, y disminuir la supuración.

También previene el cáncer de piel y regenera la piel afectada por radioterapia.

Es un excelente filtro solar y el mejor after sun natural y postdepilatorio, por sus propiedades refrescantes y calmantes de la piel.

También se indica su uso externo como remedio natural contra problemas genitorectales (infecciones, enfermedades venéreas, hemorroides).

Por otra parte, se recomienda también contra problemas bucales (aftas, gingivitis, periodontitis, anginas) y oculares (orzuelos, conjuntivitis, cataratas).

Forma de administración: ¿cómo tomar el aloe vera?

  • Vía interna: se puede administrar en cápsulas o en zumo.
  • Vía externa: se usa el gel extraído de las hojas.

Precauciones

El aloe vera, por vía interna, puede interaccionar con algunos medicamentos, como diuréticos (el aloe ocasiona una notable pérdida de potasio a nivel intestinal), anticoagulantes (el aloe también fluidifica la sangre) y antidiabéticos (el aloe también disminuye el nivel de azúcar en la sangre), por lo que en estos casos, se deberán ajustar las dosis.

Contraindicaciones del aloe vera

Su uso interno está contraindicado durante el embarazo (puede actuar como abortivo) y la lactancia (puede provocar diarrea al niño que se está amamantando).

¿Sabías qué?

  • Alejandro Magno conquistó la isla de Socotra, en el sur de Arabia, porque allí había gran cantidad de aloes, y estos le servirían para curar las heridas de forma natural y enfermedades de sus soldados.
  • La NASA definió al aloe como un “purificador ambiental”. Según sus estudios, es capaz de absorber en 8 horas el 90% de los elementos tóxicos del aire de una habitación. Como los que producen materiales como el PVC, la fibra de vidrio, el barniz y la pintura, así como las radiaciones electromagnéticas que emiten los ordenadores y los televisores. Esta es la razón por la que muchas personas colocan una planta de aloe vera cerca del ordenador.
  • Se ha demostrado que recubrir frutas y hortalizas con gel de aloe vera, hace que se conserven durante más tiempo, ya que reduce la contaminación microbiana de mohos y levaduras.
  • También sirve para ahuyentar los pulgones de las plantas; para ello frotaremos las hojas o tallos de las plantas con gel de aloe.

¡Ahora ya conoces los beneficios del aloe vera en la piel!

¿Quieres saber las propiedades del regulador natural hormonal por excelencia? ¡Descubre los beneficios de la maca en este artículo!

Share.

About Author

Diplomada en naturopatía