Las algas son las verduras del mar y también de grandes lagos de agua dulce. Son fuente excepcional de minerales, proteína, fibra y vitaminas, también contienen ácidos grasos omega 3, fuente de DHA para vegetarianos estrictos.

Existen muchísimas algas marinas, los diferentes tipos de algas comestibles son:

  • Verdes, que muestran el color de la clorofila: Lechuga de mar y Nori verde.
  • Pardas, con el pigmento fucoxantina: Kombu, Wakame, Espagueti de mar, Fucus (utilizada en suplementos nutricionales), Cochayuyo (bajo contenido en yodo), Arame, Iziki (muy alta en arsénico, no recomendable).
  • Rojas, con el pigmento ficoeritrina: Dulse, Nori roja, Musgo de Irlanda o Carragen. Las algas Agar-agar son un extracto de algas rojas, con gran cantidad de fibra y gelatina.

Todas las algas marinas tienen gran cantidad de minerales como potasio, sodio,  magnesio, azufre, cloro, zinc, cobre, silicio, flúor o yodo y son el producto de la naturaleza con más contenido en hierro y calcio de asimilación excelente, sobre todo Wakame y Espagueti de mar.

Otras propiedades

  • Contienen gran cantidad de antioxidantes y  pigmentos como clorofilas y carotenos.
  • Su poder depurativo en nuestro organismo es ideal ya que no contienen pesticidas ni productos químicos añadidos.
  • Tonifican los riñones. Son diuréticas, más ricas en potasio que en sodio.
  • Ayudan a eliminar grasas activando el metabolismo por las hormonas tiroideas.
  • Ayudan en la depuración hepática, por sus vitaminas B y taurina.
  • Reducen los niveles de colesterol y regulan la presión sanguínea.
  • Limpian el sistema respiratorio, como las Cochayuyo, que ayudan a eliminar mucosidades.
  • Sacian, ayudan a quitar el apetito, y sirven como alimento para nuestra microbiota (flora intestinal)
  • Regulan el estreñimiento, sobre todo, el Agar-agar.

¡Inclúyelas en tu dieta!

Si quieres tomar una pequeña cantidad a menudo, sólo tienes que tostar algas Nori en una sartén, quedarán crujientes. Luego pásalas por la batidora para reducirlas a polvo y ponlas en un recipiente de cristal para poder “aliñar” tus platos con ellas, a modo de salero. También puedes comprar algas en polvo ya preparadas y te ahorras este paso. Las algas tostadas pierden parte del yodo por evaporación.

Hay montones de recetas con algas, comenzando por los famosos platos japoneses, como los makis por ejemplo, pero es realmente sencillo acostumbrarnos a su uso en nuestra cocina para cualquier dieta, mediterránea, vegetariana o paleo. Añadirlas a ensaladas o sopas, es lo más fácil. Hay algún alga que necesita ser hidratada un rato antes para tomarla en ensalada, por ejemplo el wakame.

Algunas ideas:

  • Para cocer garbanzos, azukis o lentejas poner una hoja de alga Kombu. A mi me gusta añadir alga Cochayuyo en la cocción de lentejas.
  • Caldo para resfriados o gripe: poner agua a hervir con un buen puñado de algas Cochayuyo y una o dos cebollas partidas por la mitad. Increíble cómo ayuda a la eliminación de mucosidades.
  • En el caldo de huesos, una hoja de kombu, o en una sopa añadir algas Kombu o Lechuga de Mar.
  • En una crema de verduras, podemos espolvorear con algas o directamente cocinarlo todo junto, o bien añadir las algas como tropezones al final.
  • Añadir Nori en copos en un tartar de pescado (salmón o bonito), además de aguacate y cebolla.
  • Ensalada de diferentes algas, que tendrás que rehidratar o hervir, depende del tipo de algas que utilices, con semillas de sésamo y tamari.
  • Postres riquísimos de alga Agar-agar con frutas. Queda una gelatina super lucida, que además ayuda en estreñimiento.
  • Gelatina de verduras también con Agar-agar

Dosis

Las algas marinas son un alimento muy rico en yodo y si nos pasamos pueden causar un problema de tiroides. El Nivel Máximo de Ingesta Tolerable (NM) de YODO para adultos es de 1,1 mg al día. Teniendo en cuenta que las algas Dulse gallegas (deshidratadas) contienen 55 mg por cada 100 gr, 1 gramo tendrá 5,5 mg. Nos pasaríamos del NM. Musgo de Irlanda y Wakame tienen 22 mg de Yodo por cada 100 gr de alga, por lo que se recomiendan 5 gramos al día. Sin embargo con las Nori puedes tomar más: 100 gr son 17,3 gr de Yodo, por lo tanto, 6,3 gramos al día. Lo ideal es consultar con tu dietista.

Contraindicaciones

Las verduras del mar son un alimento que no tiene contraindicaciones para personas sanas, cuando se consumen en dosis equilibradas. Consulta con tu médico en: alteraciones de la tiroides (hipertiroidismo o hipotiroidismo), enfermedades autoinmunes, medicación inmunosupresora, medicamentos anti-coagulantes, heparina y/o antiplaquetarios.

Conclusiones

Si tienes una buena salud, ¡pruébalas! Estoy segura de que ese punto salado e interesante que le dan a los platos te va a gustar. Y a tu organismo le encantará. Las algas Nori para comenzar son una buena idea.

Si estás tomando sal yodada (contiene mayor cantidad de yodo que cualquier alga: 1 gr = 7,7 mg de yodo), puedes cambiarla ya por algas y sal marina sin refinar o cualquier otra sal en su estado natural (sin refinar), ya que la sal típica de grandes superficies es cloruro sódico, ClNa y le faltan todos los minerales que tiene en su estado real.

Recomiendo que compres algas del Atlántico, de la costa de Galicia, antes que las japonesas. A mi me encantan las Cochayuyo que son bajas en yodo. Como curiosidad, a los bebés en Chile les dan un trozo de Cochayuyo para morder cuando les salen los dientes e, incluso, muchas veces en lugar del chupete. ¡Qué disfrutes de tus recetas añadiendo algas!

 

Continuará con LAS ALGAS DE AGUA DULCE  (Espirulina, Chlorella y Klamath)

 

Share.

About Author

Dietista Integrativa