Aguas frescas, naturales, aromáticas, nutritivas y de combinaciones de sabores exóticos, son la imagen perfecta de verano y cuando hace mucho calor nos parecen muy atractivas, porque es lo que necesitamos. Hoy te mostramos el agua de pepino, lavanda y limón.

Se pueden hacer aguas aromatizadas de multitud de sabores y nutrientes a través de la infusión, dejando macerar en frío durante unas horas en el agua o infusiones combinadas por calor y frío.

Siendo el agua el medio de transporte de los nutrientes podemos beneficiarnos de las propiedades de los alimentos que infusionamos. De esta forma completamos los requerimientos necesarios en épocas de calor ocasionadas por las perdidas diarias. Combate de forma efectiva las altas temperaturas con agua de pepino, lavanda y limón.

Ingredientes:

  • 1,5 l de agua
  • 4 ramitas de flor de lavanda
  • 6 rodajas de limón
  • 8 rodajas de pepino

Elaboración

  1. Pon a hervir el agua y cuando llegue a ebullición apaga el fuego. Añade las ramitas de flor de lavanda y tapa el recipiente para que no se pierdan las propiedades del aceite de lavanda.
  2. Infusiona la lavanda durante 5 minutos. Cuela y deja enfriar en la nevera.
  3. Cuando el agua esté fría añade las rodajas de limón y pepino.
  4. En 30 minutos podrás disfrutar del agua aromatizada.

Aprende un poquito más…

  • Esta receta también la puedes hacer infusionando en frío. Prueba con fresas, frambuesas y hierbabuena. Las frambuesas las puedes congelar y añadirlas también para refrescar el agua.
  • Propiedades de la lavanda: alivia el dolor de cabeza y el dolor de dientes, también condiciones crónicas como migrañas y lumbalgia. Suave relajante, para tratar ansiedad, estrés y depresión; alivia problemas digestivos e inflamación ya que tiene antioxidantes que ayudan a mejorar la digestión.

 

 

Share.

About Author

Técnico Superior en Dietética