El estrés es el resultado de un sobre esfuerzo continuado a lo largo del tiempo. Nuestra cultura valora el esfuerzo, en detrimento del descanso. Muchas personas olvidan la importancia de cuidar nuestro ritmo interno, ritmo de actividad/reposo, que nos permite la actividad y la recuperación de manera natural.

En otros casos el estrés, sobreviene por trabajos súper exigentes, horarios irregulares, problemas emocionales que no llegamos a solucionar o por impactos emocionales causados por traumas.

El resultado, entre otros, es: la respiración corta, tensión lumbar, cansancio continuado, pensamiento obsesivo o disperso y tener las emociones a flor de piel.

  • La respiración corta: inhibe la oxigenación y no permite la buena circulación de la energía por los meridianos de acupuntura. La energía impulsa la circulación de la sangre, y por tanto, la nutrición de todos los órganos y todas las células.
  • El estrés y el miedo contraen e hiper-estimulan los riñones y las suprarrenales. Los lleva a un desgaste, a un cansancio, a una debilidad, a una falta de energía que se manifiesta en cansancio profundo y continuado.
  • Las emociones contenidas a lo largo del tiempo, afectan a los órganos vitales, no permitiendo el libre fluir de la sangre y la energía por su interior.
  • El exceso de reflexión desemboca en un pensamiento repetitivo, disperso. El pensamiento consume la energía del sistema digestivo, dilatando y enlenteciendo las funciones digestivas, cuesta más la digestión.

Dentro de la medicina tradicional china, encontramos diferentes instrumentos para abordar estas situaciones y como especialista en acupuntura y el qi gong, mi propuesta incluye la utilización de las dos especialidades, en este caso.

Acupuntura

La Acupuntura es la especialidad más conocida de la Medicina Tradicional China. Sirve para restablecer las funciones naturales del cuerpo, a través de la estimulación con agujas, de los mecanismos de recuperación del propio organismo.

Acupuntura

Así pues, en el caso del estrés aplico puntos de acupuntura para:

  • Expandir y regular la respiración inhibida
  • Mejorar la circulación de la energía y la sangre de los órganos desgastados por el sobre esfuerzo. Sobre todo los riñones y el sistema digestivo
  • Hacer circular y disolver las emociones contenidas y los pensamientos estancados.
  • Y por último, se aplican las agujas para nutrir al shen. Este hace referencia al espíritu, a la inteligencia, a la voluntad, y a la decisión.

Qi Gong

El Chi Kung o Qi Gong es una práctica desarrollada hace más de 4.000 años por los sabios taoístas de la China para recuperar la salud física, mental y espiritual. Practicamos movimientos suaves y tranquilos. Así recuperamos la flexibilidad, relajamos los músculos y los tendones, respiraciones, meditación y consejos de vida.

Qi Gong

Para mantener los beneficios de la acupuntura, es aconsejable acompañarla con la práctica de respiraciones. Muchas veces, la respiración es la gran olvidada. Reconocemos los beneficios de la alimentación y otras vertientes, pero nunca tenemos en cuenta “el alimento del cielo”, la respiración.

La medicina china

Para la medicina china, el pulmón es el “maestro del a energía”. Los antiguos sabios chinos dicen, que lo más importante en la vida es respirar, ya que, reflexionan: “¿cuánto se tardaría en morir si no podemos respirar?”

La práctica regular de la respiración como terapia, proporciona muchos beneficios a nuestro organismo, que hace falta que experimentemos. Poco a poco se va recuperando la claridad mental y la fuerza. Así se van disolviendo las emociones estancadas que tenemos guardadas.

La claridad mental, la fuerza y la tranquilidad nos permiten abordan el origen del estrés y poner los medios necesarios para afrontarlos y transformar los hábitos que nos llevan a ellos.

Share.

About Author

Especialista en Acupuntura desde 1991 y Profesora de Qi Gong desde 2007

Leave A Reply