Los mejores remedios caseros para curar el resfriado se encuentran en alimentos y especias naturales como son el ajo, la miel de abeja, el giseng, el té verde, el jengibre o el zumo de naranja y zanahoria. Utiliza los vahos de eucalipto para aliviar la irritación de garganta y en el caso de tener dolores musculares propios del resfriado, un baño de agua caliente te calmará.

Todos estos remedios caseros para el resfriado, si están acompañados de hábitos de vida saludable como el deporte o una buena alimentación, reforzarán aún más nuestras defensas. Tal vez no puedas curar el resfriado en un día, pero sí acortarás el tiempo y el malestar general provocado por el catarro.

Refuerza el sistema inmunológico

Algunas personas son más sensibles que otras a los cambios de tiempo y sufren bajadas en las defensas. Por eso es muy común en estas fechas padecer catarros y gripes.

Para prevenir o curar un resfriado es imprescindible reforzar el sistema inmunológico. Podrás encontrar muchos productos en Naturitas que te ayudarán a reforzarlo.

Además, evita la ingesta de azúcares refinados o grasas y bebe un litro y medio de agua al día. Estimulará el sistema inmunitario y eliminará toxinas. No olvides hacer ejercicio todos los días (al menos durante 30 minutos).

Remedios caseros para el resfriado

Durante el desarrollo de la enfermedad de la gripe existen más de 200 virus implicados que pueden ser los causantes, aunque el rinovirus suele ser la variante más común y la que afecta a más personas.

Para combatirlo y curar el resfriado de forma natural, sin antibióticos o fármacos, se aconseja tomar los siguientes remedios caseros:

Ajo: gracias a sus propiedades antibacterianas reforzará y protegerá el sistema inmunológico de inmediato. Podemos tomarlo en ayunas, como si de una pastilla se tratase.

Miel de abeja: es un antiséptico y antibiótico natural. Una cucharada al día te ayudará a subir las defensas y mantener tu salud fuerte.

Giseng: puedes tomarlo en forma de infusión para prevenir problemas inmunitarios y curar el resfriado de forma natural.

Té verde: estimulará la producción de células inmunitarias.

Zumo de naranja y zanahoria: batir en la licuadora todo junto y tomar en ayunas. Te aportará las vitaminas necesarias para curar resfriado rápido.

Jengibre: es ideal para expulsar la mucosidad. El jengibre posee potentes propiedades expectorantes, antiinflamatorias, antitusivas y antibióticas, por lo que ayudan a curar resfriados, gripes y tos con flemas. Para su uso, preparar una infusión utilizando una cucharada de jengibre fresco picado. Añadir a una taza de agua caliente que también podrás mezclar con miel y un poco de limón.

Vahos de eucaliptos: debido a sus propiedades expectorantes, utilízalo para abrir las vías respiratorias y aliviar la irritación de la garganta. Toma un cazo y añade unos 10 gramos de hojas picadas en un litro de agua. Déjalo hasta que hierva y retíralo del fuego. Dejar reposar en una habitación para que los vahos se difundan en el ambiente. Otra opción es colocar el contenido en un bol e inhalar los vapores directamente tapándote la cabeza con una toalla.

Baños calientes para el malestar corporal: Si tienes el cuerpo cortado y quieres aliviar los dolores musculares típicos del catarro, prepara un baño de agua caliente y quédate sumergido con la cabeza fuera durante 15 minutos. Puedes poner en el agua unas gotas de aceites esenciales (eucaliptos, limón o pino).

Acompaña estos remedios caseros para curar el resfriado con los productos naturales que te ofrece Naturitas como Inmunovita, de Vitae

Share.

About Author

Directora de marketing y Graduada en Publicidad y RRPP. Concienciada con la tierra y la salud. Está al día en remedios naturales, hábitos de vida saludables y el bienestar.

Leave A Reply